Monday, June 22, 2009

Rituales

Hay pequeños rituales que cumplimos de manera periódica, incuestionable, con una inercia involuntaria que nos empuja y con unas ganas interiores que hacen que disfrutemos de ese momento. La festividad de San Juan es para mi uno de esos rituales. En San Juan son las fiestas de mi barrio y desde que era un chinorris, ese era el preámbulo de las vacaciones de verano. No voy a negar que no son unas fiestas espectaculares, tienen su verbena, los chiringuitos de alguna asociación del barrio, de algún partido político y algún otro chiringuito profesional. Es la típica fiesta en la que sales oliendo a chorizo y a panceta a la plancha, probablemente si alguno de vosotros viniera pensaríais que son un poco cutrecillas, pero es una tradición entre mi grupo de amigos. Todos los años nos acercamos a las fiestas (sobretodo los chicos), nos pasamos un poquito de más con el alcohol, nos bailamos unos pasosdobles, hablamos con la gente del barrio que se pasa por ahí y que hace un tiempo que no ves...Y el domingo como ritual final ves los fuegos artificiales y en ese momento sabes que el verano va a empezar y aunque estés jodido por ser domingo, sabes que lo bueno está por llegar...



El sábado me acerqué al concierto de Bunbury en Madrid en las Ventas (¿otro ritual?)...Vinieron también Dmg y Mgl (fue toda una sorpresa, porque a última hora pillaron entradas y me gustó mucho que se acercaran). Dos horitas y media de concierto se calzó el tío y la verdad es que se le ve en un muy buen momento. La banda con la que está girando es bastanta rockera y tiene grandes músicos. Saben sacar muy buen partido a las canciones y las saben adaptar a la nueva estructura de banda que tienen (dos guitarras, bajo, teclado y bateria. Yo personalmente eché de menos las trompetas y el violín del "Huracan Ambulante", pero eso es otro tema). Después de diez años de carrera me sorprendí con clásicos como "El Extranjero", "El Club de los Imposibles", "Sacame de aquí", "Sólo si me perdonas", "Apuesta por el Rock & Roll", "El viento a favor", "Canto", "Al final"...Por otro lado, supo elegir de su último disco canciones que ganaron bastante en directo "Hay muy poca gente", "Bujias para el dolor" (muy buena la versión en directo), "Doscientos huesos y un collar de calaveras" o "El porqué de tus silencios"... Quizá la elección de los temas fue un poco descompensada, haciendo que la primera hora y cuarto fuera muy cañera y muy chula y que perdiera un poco de intensidad la parte final, cosa que se arreglo con "El Jinete", "Canto" y "Al final" (Canciones muy tranquilas, pero que gustan mucho).



Tengo que reconocer que el espectáculo merece la pena, había unas proyecciones en pantallas muy chulas y cambios en el escenario, que rapidamente a mitad del concierto se convirtió en un pequeño cabaret y terminado un set de canciones,volvió a su estado inicial sin demora de tiempo. Al tío se le ve muy cómodo en el escenario y como decían en una crítica que leí, "Independientemente de las fobias o filias que pueda generar Bunbury, está haciendo unos conciertos en los que el espectáculo y la originalidad de los mismos, supera a lo que se suele ofrecer en este país".

Os dejo "Bujias para el dolor", tema un poco rockerillo que en directo gana muchísimo. Muy bueno el guitarrista (Jordi Mena), le saca todo el jugo a la guitarra

8 comments:

Terapia de piso said...

Esas festividades en la que te sientes que eres pueblo. Qué bonito.

Un gran abrazo, Mr.

José Roberto Coppola

Borja F. Caamaño said...

Supongo que es una suerte vivir en Madrid, o en cualquier otra gran ciudad, donde la oferta cultural es tan amplia que el problema se resume en no tener suficiente dinero como para acudir a todo cuanto te apetecería...

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado

PinUp said...

Sabes? ME gusta escuchar a Bunbury pero no me sé ni una triste canción... curioso... creo que es su voz la que me atrapa cuando la escucho...
Yo estoy esperando ir a Depeche Mode... Otro rollo, pero me moría de ganas de decirlo :D

Muaksssssssssssssssssss!!!!
Gracias por tu comentario en mi último post... es un placer tener-te por allí y en momentos así... más...
Recuerdo el primer post tuyo que leí... algo tenía en común con el mío

Belén said...

Son bonitos los rituales, como bonitas son las fiestas de tu barrio, sobre todo si es el de toda la vida :)

Besicos

AdR said...

Las fiestas nunca son cutres siempre que estén los amigos :)

Anda que no hace na que no veo yo al Bunbury en concierto... :)

Abrazos.

Mescalina said...

Bunbury, ¿Cantó "Infinito"?

Las fiestas de barrio/pueblo suelen ser divertidas. Etílicas también. Y sí, de mucho pincho de morcilla o panceta.

Menos mal que duran poco ;)

Sureña said...

Esas fiestas tienen que ser un encanto, como tú ;)

Ayer hablaba de Bunbury y los Héroes con una compañera (le apasionan ambos), me contaba que fue a verlos a Valencia y se encontró llorando en mitad del concierto del subidón que tenía por verles :)

Un besote

MichitO BorGes said...

a mi me encanta cuando toca en Los Héroes del Silencio....me gusta, la chispa adecuada, fue esa canción que inicié mi relación con mi novio...tb entre dos tierras, Oración...y más