Wednesday, May 07, 2008

Mr Gray (I)

Cuando sonó el despertador Mr Gray se quedó en la cama 5 minutos más, los que le permitía la función Snooze del despertador. Esa manía, que había adquirido con el paso del tiempo, le permitía pensar en las tareas que tenía que llevar a cabo en el trabajo. En cuanto el despertador volvía a sonar se levantaba y nada más salir de la cama notaba en el estómago la ansiedad de inicio del día.

Tras tomarse el primer café de la mañana (su record personal eran trece cafés en un día), fue al baño a ducharse y a asearse. Salió de la ducha con la toalla enrollada a la cintura, sin terminar de secar y fue directo al espejo del baño que estaba empañado... Con el paso de los años había desarrollado el hábito de quitar el vaho del espejo con la mano nada más ducharse, mientras que con la otra mano se echaba el pelo mojado para atras. Eso le permitía observarse en el espejo antes de afeitarse y peinarse. Fue en ese momento, cuando se vió, semidesnudo, medio dormido y jodido por el día que tenía por delante, cuando se dió cuenta de lo poco que se gustaba a si mismo y lo poco que le gustaba su vida...

Tras afeitarse y vestirse salió a la calle camino del trabajo, hacía sol y llevaba un libro para el trayecto en metro entre casa y el trabajo. Afortunadamente pudo sentarse en el vagón de metro y mientras abría el libro y emitía un ligero suspiro (manía que había adquirido cada vez que iniciaba la lectura de cualquier cosa), se dió cuenta de que era lo que tenía que hacer y todo cobró forma en su cabeza.

Mr Gray era de esas personas que temían pasarse de parada siempre que montaba en transporte público. Siempre se preparaba para salir o entrar de cualquier metro o autobús antes que los demás, le producía satisfacción esos momentos de espera hasta que llegaba la parada y por supuesto salir el primero en la estación, a no ser que le cediera salir primero a una chica o a una persona mayor. Pero cuando llegó su transbordo, no se movió de su asiento. No se bajó del metro, siguió leyendo su libro, ajeno al resto del mundo.

Me gustaría poder deciros que tenía muy clara su decisión, que no dudó en ningún momento, pero no fue así. En la siguiente parada una punzada de pánico, se le clavó en el estomago, podía dar marcha atrás y llegar con un ligero retraso al trabajo, nadie lo notaría, ya había ido muy lejos, ¿No?. Pero se limitó a respirar profundamente y a seguir leyendo su libro. No volvería a ir a trabajar a ese sitio. Nunca.

Tras hacer el recorrido de la línea de metro entero y cambiar de sentido Mr Gray llegó a la parada que le dejaba en su casa. Salió del metro y el sol seguía en lo alto, ya eran las diez, por lo que optó por tomarse un café en un bar de su barrio (La adicción a la cafeína se empezaba a sentir en su cuerpo). Se sentó en la barra del bar y saludó al camrero que le conocía de vista. Cogió el Marca (un poquito de cultura siempre viene bien) y pidió un café. Fue justo en el momento en que abrió el periódico, cuando tomó conciencia de lo que había hecho, de las repercusiones que tendría y de que se lo tendría que explicar a Mrs Brown...

12 comments:

Belén said...

Pues igual debería hacer yo lo mismo, lo de no ir a trabajar un día de estos...

Una, que está un poco harta...

Besicos!

Mr. TAS said...

la cultura del pueblo scrita en el marca!! jajajajaj

Sureña said...

Un hombre de manías..., manías que de vez en cuando viene bien romper, para aprender a saborear la vida.

Me gusta esta faceta tuya...

Besicos

Miguelo said...

huelga general!!! jjj

dwalks said...

mira, mira... que tú te lo flipas mucho con estas historias y no la vayamos a tener.

tú a currar y a bajarte en tu parada a ganarte el pan.

gandul

banderas said...

¡Qué razón tiene Dwalks! No lo conozco, pero tiene razón. Tú ve dando ideas a la gente, que luego pasa lo que pasa.

Yo, en esta semanita de baja laboral me estoy mal acostumbrando a poder leer más tranquilamente los blogs, a conocer nuevos blogs, a leerme el periódico como dios manda, a ver esas pelis que hace tiempo deseaba ver... y claro, la vuelta al currelo va a ser la hostia... así que no des ideas ¿vale?

Saludos ;-)

Anonymous said...

Debo confesarte que desde que vi la pelicula Hacia rutas salvajes, me he quedado pensando si realmente me gusta lo que hago.Noto que me falta algo y no sé el qué.
Buen post.
Un beso.

Anonymous said...

Pero no fue de lo único que se dio cuenta Mr. Gray...
Se dio cuenta de el valor de la decisión tomada, y de lo que ello significaba.
Acababa de revelarse no sólo contra si mismo, sino contra el resto de la sociedad, y esto le hizo preguntarse un poco más allá, ¿realmente estaba viviendo su vida bajo su propio criterio o estaba comenzando a dejarse arrastrar?.
Dejo el períodico sobre la mesa, sonrió y se acomodo en la silla para poder observar el mundo exterior.
Se bebió el café muy poquito a poco, degustando bien cada sorbo, dejéndose envolver por ese aroma tan especial de un café recien hecho... Y entonces lo comprendió todo, comprendió algo que se fraguaba en su interior desde hacía un tiempo. Volvió a apoderarse de él la sensación de alivio, era como cada vez que comenzaba leer y el suspiro le liberaba de todo lo externo, pero esta vez el alivio procedia de su interior, se estaba liberando de algo suyo, algo que le había mantenido ciego y atado hasta ese momento.
Pago su café y se dirigió a la puerta de salida.....

Perdón pero no lo ha podido evitar, lo he visto ahí...
Un besazo.
Pau

Sureña said...

Oye, pero qué bien suena Medeski Martin&Wood... :D

Luna Carmesi said...

Tambien tenia www.marca.es
NO???
jajaja


REpito: Opino lo mismo que Sureña!!

Mr blueberry said...

Belén, pues normal que estés harta pero no sabemos lo que le va a pasar a Mr Gray...Aparte tu tienes una cosa, vocación (espro no estar pasándome de listo), y eso es muy difícil de tener, no lo olvides aunque estés muy harta...Abrazotes

Mr Tas, pues claro...Lo curioso es que ese periódico deportivo lo sacan todos los días y la gente se lee los artículos, que tiene que ser superjodido escribir sobre fútbol todos los días y que sea interesante...Claro, luego no les des un libro que se aburren..."Parajódico" como decía un colega...Abrazotes

Sureña, hay manias que forman parte de lo que es la vida...( Me he ganado diez puntos al tipo más intenso de la semana por esta frase...gracias)Si es cierto que muchas veces las manias hacen que no disfrutes, se lo comentaré a Mr Gray a ver que opina...Abrazotes

Miguelo, Si hay un buen motivo, porqué no...Es un derecho, ¿no?...Abrazotes

Dwalks, si es que ya no se que inventarme para no ir a currar...La ídea si se me ha pasado por la cabeza, no te creas, pero el pan hay que ganárselo, tienes razón...

Juer Banderas, como te envidio macho, leer el periódico tranquilamente...Pues espero que estés mejor de lo tuyo (era un megacostipado, ¿No?)...Mucho animo con la reincorporación al curro y no daré más ideas de estas...Abrazotes

Anonymous, hay que reconocer que la peli idealiza un poquito a Chris McCandless...Su postura era un tanto egoista, paso de tod@s y hago lo que me apetece...Las cosas no son así...De todas formas si crees que necesitas algo más, búscalo, no tiene porque ser un cambio super radical, hay cien mil pequeñas cosas, que pueden hacer que te alegren el día...Abrazotes

Pau, no es una mala idea y no vas desencaminada, pero no van por ahí los tiros...Aparte los cafés de bar conviene no saborearlos mucho, porque no son los que precisamente están mejor hechos...Abrazotes y se agradece la sugerencia

Sureña y no sabes cuanto me alegra que os gusten los grupos que pongo por aquí...Muchas gracias por tomarte la molestia de escucharlos...Dos Abrazotes hermosa

Si, Luna Carmesí, pero el Marca de papel es para el Bar/cafetería y el Marca de Internet es lo primero que se consulta en el ordenador cuando se llega al curro, ¿No?...jejejeje
Te digo lo mismo que a Sureña, feliz de que os gusten y muchas gracias por invertir vuestro tiempo en escucharlos. Otros dos abrazotes para usted maja...

Kiri_dido said...

Cultura popular será no? El marca para algunos es imprescincible....no es mi caso:-)